Google+ Críticas en Serie: The Good Wife

viernes, octubre 30

The Good Wife

Empezó tímidamente, siendo la serie sobre La Buena Esposa, de la ama de casa, exabogada, de la mujer del fiscal que se encuentra en el ojo del huracán cuando pillan al marido en pleno fregado sexual con una prostituta... Y ella, Alicia, tiene que apechugar y salir del paso, y rehacer su vida. Así empieza 'The Good Wife', pero sólo es el comienzo, que con el tiempo se convierte en mucho, mucho más (tanto, que el nombre de la serie ya no tiene sentido). La serie finalizó tras su séptima temporada.

The Good Wife
2009-2016

Alicia Florrick es la mujer de un conocido fiscal al que pillan en un lío de faldas y corrupción. Tras el momento televisivo a lo Bill-Hillary Clinton, él va a la cárcel en espera de juicio y ella, que llevaba 13 años sin ejercer la abogacía (se dedicaba a ser mujer de su marido), empieza a trabajar en un bufete de medio becaria; y parece que se le da bastante bien. La actriz protagonista es Julianna Margulies ('Urgencias'), que no sé por qué pero me recuerda mucho a la escritora Carmen Posadas. Al contrario que los abogados a ambiciosos y tramposuelos (del estilo de 'Shark') Alicia llega con toda su inocencia a este mundo de codazos y malas artes. Intenta hacerlo todo de la manera más legal posible utilizando su talento natural con el que consigue suplir la falta de experiencia.

En cada capítulo se desarrolla un caso mientras continúa la trama principal, que no es sino el caso de su marido, Peter, que insiste en que todo es una trampa de sus enemigos políticos. Este personaje corre a cargo de Chris Noth ('Ley y Orden', 'Sexo en Nueva York'). En el bufete, Alicia compite por el puesto con Cary, un abogado joven interpretado por Matt Czuchry ('Las chicas Gilmore'), que tendrá continuidad en la serie.

Con el paso de los capítulos y las temporadas la historia de Alicia y su marido va quedando en un segundo plano (pero siempre está ahí, al acecho, lista para volver) para centrarse más en ella, en su trabajo como abogada, en sus dudas vitales, y en los tejemanejes del bufete de abogados, al frente del que están Diana Lockhart, el papel de Christine Baranski ('Cybill'), y Will Gardner, interpretado por Josh Charles ('Sports Night').

Poco a poco los demás personajes va cogiendo peso hasta casi hacerse invisible la línea que separa a los protagonistas del resto. Así, Kalinda, una investigadora que trabaja para el bufete, convierte a Archie Panjabi ('The Fall') en una secundaria de lujo. Con el tiempo veremos a Michael J. Fox en apariciones puntuales pero aplaudidas y entrará en escena Scott Porter ('Friday Night Lights') con el papel de Blake Calamar, un investigador enfrentado a Kalinda desde el principio. Y conoceremos, por supuesto, a Eli Gold (Alan Cumming), otro gran personaje, encargado de proteger los intereses electorales de Peter.

Canning, secundario genial.
Cuando empecé a verla no encontré nada nuevo en ella: abogados que compiten, inocentes que parecen culpables y viceversa, y un caso principal que resolver. Supongo que desde que llegó Glenn Close con su 'Damages' miro las nuevas series de abogados con ojos mucho más críticos y todo me sabe a poco. Yo le daba menos bombo que los críticos de los USA, pero con el paso de los capítulos la realidad me ha ido quitando la razón o, más bien, haciéndome fan de la genial Margulies (Globo de Oro 2010), de su personaje y de la trama principal, que va goteando confusión y respuestas a partes iguales.

'The Good Wife' siempre encuentra la manera de dar un nuevo giro a la historia y dejarte con ganas de más. El nivel de cada capítulo es altísimo. No tiene momentos de indecisión, no hay episodios que sobren o en los que sus guionistas bajen el listón. Todo encaja. Y eso es muy difícil de conseguir. Por eso no tengo ningún problema en ponerla a la altura de las series más grandes y recomendarla encarecidamente a aquellos que todavía no se hayan dejado atrapar por ella.

Diane Lockhart.
Final (sin spoilers)
Lo dicho en el párrafo anterior es ahora matizable. Durante las dos últimas temporadas la serie ha bajado el nivel. Se puede decir que ha acabado desfondada después de mantener un ritmo perfecto durante muchos años. El final ha sido una muestra de ello. Opiniones hay miles, y sé que es difícil cerrar una serie como esta de manera que guste a todo el mundo. En este caso, para el personaje principal el final tiene sentido, sí, es el último capítulo de una evolución personal, a lo 'Breaking Bad' (pero legal), pero quizá haya podido ser demasiado seco para el espectador, nada complaciente. Por esto la reacción ha sido de lo más variopinta. Sus autores lo explican, pero al final como cada uno se enfrente a la despedida de esta gran serie, la forma en la que la digiera, influirá en el cuerpo que se le quede tras los últimos minutos de 'The Good Wife'.

Spinoff
La buena noticia es que habrá spinoff que llegará en 2017. La prota será Diane y algún personaje más que conocemos la acompañará en su serie. El matriomonio King (los creadores de 'The Good Wife') solo participarán en el piloto y no estarán encima, como en la serie original.





(Entrada Actualizada: 23/07/16.)