Google+ Críticas en Serie: Warehouse 13

jueves, agosto 13

Warehouse 13

En cuanto vi el primer capítulo de las serie se me vino otra a la memoria: Misterio para tres. No sé si la recordaréis. Un viejo anticuario maldice todos los objetos de su tienda mediante un pacto con el diablo. Cuando el viejo muere, sus sobrinos Ryan y Micki heredan la tienda, y con la ayuda del anciano Jack intentaran recuperar todos los objetos que ya vendió su tío antes de que nadie resulte herido o muera. Pues bien, aunque las diferencias son muchas, hay algo de esta antigua serie en 'Warehouse 13'. La serie finalizó con la quinta temporada.

Warehouse 13
2009-2014

Como otras muchas series de ciencia ficción de este corte, en esta también encontramos a dos protagonistas, uno femenino y otro masculino: la pareja estándar de investigadores. Tras ellos, claro, un científico extravagante y su jefa, la directora de una sección secreta del gobierno de los USA que se dedica a buscar objetos cargados de cierto poder y que en malas manos pueden hacer mucho daño (algo sí que recuerda a 'Misterio para tres', ¿verdad?). La historia comienza cuando los dos protas son trasladados sin darles ninguna explicación a esta sección, situada en un enorme almacén (warehouse) perdido en medio de Dakota del Sur. Allí el científico, que es algo así como el portero-segurata del almacén, les encarga la búsqueda de estos objetos antiguos y peligrosos.

Esta serie de la SyFY viene firmada por Jane Espenson, productora de 'Battlestar Galactica' o 'Once Upon a Time' y guionista de esta y otras series, como 'Eureka' o 'Buffy'. Los dos protagonistas principales son actores más bien desconocidos: Eddie McClintock, que ha participado puntualmente en varias series, y Joanne Kelly, conocida por sus papel en 'Vanished'. Junto a ellos aparecen dos actores con un mayor recorrido profesional, Saul Rubinek y CCH Pounder (The Shield).

La serie no tiene demasiado que rascar. No es mucho más de lo que ya he comentado en el párrafo anterior. Los guionistas tratan de crear cierta química entre la pareja de investigadores, dos agentes de personalidad muy distinta y que chocan desde el principio (a lo Han Solo con Leia).

Esto se adereza con un punto cómico (que no hace demasiada gracia), algunos efectos especiales y el uso de antiguas tecnologías que resultan ser más modernas que las actuales y sin, todavía, una aparente trama principal que seguir. Tan sólo sirve para ver cómo en cada capítulo recuperan un artefacto valiéndose de lo que se les va ocurriendo según la marcha. La verdad es que la cadena Scy-Fy no saca muchos productos de calidad. Suelen ser series algo tontas, sin chicha, para la sobremesa.

SyFy le ha dado continuidad a la serie, y es normal: es la serie que más audiencia le ha dado a la cadena, aunque no deje de ser un "simpático entretenimiento". Para muchos merece la pena. A mí me hizo pasar el rato durante la primera temporada y la abandoné por ser demasiado ligera y repetitiva.

Si alguno de los lectores del blog la seguís, no dudéis en decirme si con el paso de las temporadas ha ganado en trama e interés. Siempre puedo retomarla si merece la pena.

 

(Entrada Actualizada: 07/02/2016.)