Google+ Críticas en Serie: Virtuality

domingo, julio 12

Virtuality

Para empezar, aviso: es un piloto. Me refiero a que la serie todavía no es tal. Tan sólo existe el primer capítulo y habrá que ver si "se hace mayor". Es raro que yo hable de estas protoseries en el blog (creo que tan sólo he mencionado a una, Cáprica, cuando hablé de Battlestar Galactica) pero la verdad es que como el capítulo tiene tan buena pinta, no he podido resistirme a hablar de él y de la que espero sea una futura y pronta serie de televisión. Aunque sobre este último punto hablaré más abajo.

Virtuality
2009-?

Como viene siendo habitual, vermos quién la hace y luego de qué va. El director es Peter Berg, que no es el típico director de televisión: suyas son películas como Very Bad Things o Hancock, aunque se le concoce más en su faceta de actor secundario. Los creadores de la serie vienen de una grande que acabo de mencionar: Battlestar Galactica, y con eso ya les basta para presentar una nueva serie con ciertas garantías.

En cuanto a los actores, los hay de toda clase y condición, aunque ninguno es destacable. Son todos actores de series, más o menos protagonistas, muchos de ellos secundarios profesionales a lo largo de sus carreras. Por poner un ejemplo, Nikolaj Coster-Waldau fue protagonista en la suspendida New Amsterdam.


Argumento complejo
La serie tiene todos los elementos para enganchar a la gente durante años. La acción sucede en el futuro. Una nave con doce tripulantes tiene la misión de alcanzar el sistema de la estrella Epsilon Eridani con el fin de encontrar un planeta habitable. El viaje, en teoría, durará diez años (cinco para ir y cinco para volver). La tecnología necesaria para viajar a velocidades cercanas a la de la luz ya está desarrollada. Sólo con esto ya daría para una serie, pero hay más. Con la nave ya en vuelo, se determina que por mil razones a la Tierra le queda un siglo de vida (no voy a entrar en detalles) con lo que además del viaje científico aquello se convierte en una necesidad para la población terrestre. Pero aún hay más. El viaje es emitido por televisión como una especie de gran hermano espacial. En la nave se graba casi todo lo que pasa, se edita y se envía a la Tierra para que millones de espectadores lo vean. Pero aún hay más. Para mantener la estabilidad emocional de los pasajeros, que estarán tantos años lejos de la Tierra, existe un sistema de realidad virtual que cada uno diseña a su gusto. De esta manera, pueden interactuar con otras personas (personajes, más bien), viajar a lugares lejanos, tiempos lejanos, etc. Durante el capítulo, algo en el sistema de realidad virtual falla: aparece un personaje no diseñado por los tripulantes, con intenciones desconocidas.

Tiene, por lo tanto, contenido para hacer más de una serie y el piloto está muy bien hecho. La cuestión es saber si se llevará a cabo.

Futuro incierto
Como hemos visto, la serie es realmente compleja. Es por ello que muchos críticos dudan que vaya a convertirse en una serie. Ahora que, si se lleva a cabo y se hace bien, puede convertirse directamente en un clásico. La FOX la ha presentado como un telefilm-piloto de hora y media. La reacción de muchos que la han visto ha sido pedir que se haga la serie. Es curioso cómo se ha desarrollado todo. La mujer de uno de los actores de la serie pidió en la página de Facebook de su marido que la gente viera el capítulo y que pidieran que se continuara la serie. Para ello se ha abierto una página no oficial para pedir que se siga desarrollando. Y en esas estamos.

Si la serie se materializa, no dudaré en comentarlo aquí. Mientras tanto, os recomiendo que veais el piloto.