Google+ Críticas en Serie: Breaking Bad

lunes, marzo 16

Breaking Bad

'Breaking Bad' es ya un clásico imprescindible. La serie ha ido creciendo, como sus personajes, ganándose a los espectadores y de paso algunos premios, como el Emmy en 2013 al mejor drama. La historia de Walter White, su proceso personal y de la gente que le rodea es de lo mejorcito que hemos encontrado en la pequeña pantalla estos años y nos ha dado una última temporada memorable, que le ha hecho subir varios escalones de calidad.
2008-2013

Creo que no me equivoco si la defino como una serie diferente a lo que se acostumbra a ver en la pequeña pantalla. Y muy chocante viniendo de quien viene. Me explico. Su creador es Vince Gilligan. A muchos os sonará de hace bastantes años ya que fue uno de los productores y guionistas de 'Expediente X', y se puede decir que ese es todo su currículum televisivo. Hasta ahora. Cuando un amigo (saludos, Hyde) me la recomendó y leí sobre ella me pareció que podría ser un dramón infumable. Y nada de eso. La historia, que no deja de ser un drama inicialmente, se mezcla pronto con otros géneros para convertirse en un drama-thriller con ciertos tintes humor negro... la verdad es que es complicado definirla. Con "genial" es más que suficiente.

Jesse y Mr White.
La historia se puede resumir en una frase (larga): profesor de química descubre que tiene cáncer avanzado (vaya drama...) y decide, no sin previas comeduras de olla, que podría sacar mucho dinero con el que mantener a su familia (una mujer, un hijo y una hija en camino) cuando él ya no esté (muera) si fabrica metaanfetaminas de alta calidad y las vende a los traficantes de la zona (vaya cambio de tercio, ¿no?). A partir de aquí surge toda la historia, llena de éxitos y fracasos; la historia de alguien que siempre ha llevado una vida más o menos normal y que de pronto se ve envuelto en algo que se encuentra en las antípodas de la normalidad.

Gus Fring.
El actor protagonista, Bryan Cranston, es bien conocido ya que hizo durante siete años de padre de Malcom y sus hermanos. Se hace difícil verlo en una serie así después de tantos años de comedia pero lo hace genial. En el cine también lo hemos visto, claro, en 'Little Miss Sunshine' y en el remake de 'Desafío Total'. Cranston interpreta al profesor Walter White y borda su particular evolución personal, que no es nada fácil. A su lado, su mujer, Skyler, vive una mentira y aguanta a su marido como puede. La actriz es Anna Gunn, a la que vimos en 'Deadwood'. Junto al señor White encontramos a Jesse Pinkman, antiguo alumno del profesor, camello y ahora peculiar Sancho Panza de este Quijote de la química recreativa ilegal. El papel corre a cargo de Aaron Paul ('Big Love', 'The Path'). Secundarios de peso, además del hijo de Walter y Skyler, son el cuñado y policía Hank (Dean Norris, 'Under the Dome'), y el extraño e hipnótico Gus, interpretado por el genial Giancarlo Esposito ('Once Upon a Time', 'Revolution').

El alter ego.
Los dos protagonistas masculinos se han llevado ya unos cuantos Emmys y Cranston ha sido nominado tres veces (¡tres veces!) al Globo de Oro por su papelazo (2011, 2012 y 2013), y por fin se lo llevó en 2014. La crítica no tiene más que buenas palabras para esta serie, que para mí es una de las imprescindibles, y las audiencias han ido acompañándola, incluso aumentando con el paso de las temporadas.

En fin (como digo siempre), espero que os guste, si os da por verla. Ya me contaréis.

Sobre el final (sin espoilers)
Tras su última temporada, dividida en dos tandas, para muchos 'Breaking Bad' se ha convertido en la mejor serie de la historia. Así lo demuestra la puntuación que ha conseguido en páginas como IMDB (9.5) o Filmaffinity (la novena serie/película de su lista top, a día de hoy).

Para mí, la quinta temporada es la mejor temporada que he visto de cualquier serie. No es la mejor serie, opino, pero sí tiene la mejor temporada. Además, ha conseguido hacer algo que últimamente escasea en televisión: ser una serie coherente, con un argumento hilado de principio a fin, con un guion muy trabajado, con una evolución creíble y un final (una temporada final) envidiable e irrepetible. Echaremos de menos a Mr. White y a su compinche Pinkman, aunque siempre es posible que nos los podamos encontrar en la precuela, 'Better Call Saul', donde conocemos cómo Saul Goodman llegó a ser quien es.



(Entrada Actualizada: 21/07/16.)